Buscar
0

Colección CHESTER

22/12/2023

La colección de correas de reloj CHESTER es nuestra creación más singular y única, debido a todo el proceso artesanal que precisa para realizar cada correa, para darle ese toque especial envejecido que recuerda a los míticos sillones Chesterfield.

Su proceso de creación empieza con la utilización de un cuero único, curtido en el Norte de España por una familia que se dedica al arte del curtido desde hace cuatro generaciones, cueros curtidos de forma artesanal siguiendo una tradición centenaria, utilizando recetas antiguas que han ido pasando de generación en generación, donde las pieles se curtían con productos naturales, este tipo de curtición se denomina “curtición vegetal”.

Cabe destacar que es el proceso de curtición más antiguo que existe, hoy en día hay pocas empresas que perduran y se mantienen fieles a esta técnica, suelen ser pequeñas y medianas empresas familiares.

El curtido vegetal es un proceso artesanal que, mediante un proceso lento, y empleando taninos naturales logra crear pieles que perduran en el tiempo y destacan por su calidad.

Los taninos naturales son su ingrediente principal, y se extraen de cortezas, maderas, frutos y hojas de árboles. Como en el buen vino, estos taninos dotan de carácter al cuero vegetal, por eso, el color de la piel una vez terminada suele ser cálido, con tonos muy bonitos en la gama de marrones, y un brillo especial.

Otros ingredientes naturales son los aceites usados en el proceso de engrasado de la piel, tales como el de girasol y el de oliva.

Todos estos ingredientes unidos permiten la conservación de la fibra del cuero y añade características únicas de suavidad al tacto, elasticidad y resistencia al paso del tiempo.

Además, la curtición 100% vegetal es el único método ecofriendly, ya que no se utilizan productos químicos.

El resultado: Un cuero duradero que solo puede mejorar con el tiempo, con la famosa patina que va ganando conforme pasan los años.

Pero hay mucho más…. Si el cuero que utilizamos es ya de por sí alucinante, rizamos el rizo, y una vez terminada la correa de reloj, la pintamos y pulimos manualmente, una a una en nuestro taller de Valencia.

Cada correa de reloj es pintada y pulida a mano una a una, de forma individual, dándole un efecto vintage y desgastado que resucita cualquier reloj, y por ello cada correa de reloj es única, ya que, al ser pintadas individualmente a pincel, no hay un patrón standard, cada correa de reloj tiene sus sombras y matices que la hacen especial y exclusiva.

Para terminar de darle ese look vintage, le añadimos al proceso detalles pequeños que completan el diseño

Cada correa de reloj es pulida a mano, también se pintan y pulen los cantos a mano en un color negro mate, y se utiliza un hilo color tostado para las costuras, que realza su estilo Chesterfield.

Al mismo tiempo intentamos que el grosor final de la correa de reloj, una vez terminada, no sobrepase los 2.4mm, para que quede genial en relojes antiguos de esfera más delgada.

En nuestra tienda online encontrarás todos los colores de esta fantástica colección, además, está disponible en las siguientes medidas:

17mm / 18mm /19mm / 20mm/ 21mm/ 22mm/ 23mm / 24mm

CONTINUA LEYENDO

Consigue un 10% de Descuento

En tu primer pedido